Emprendedora por Sorpresa

Día 5: Errores comunes y claves del éxito

exito

¿Por qué la gente fracasa cuando empieza un negocio online?

Emprender no siempre es un camino de rosas, lo normal cuando empezamos es que cometamos un montón de errores. Lo bueno es que después de la clase de hoy sabrás cuáles son los más habituales para no caer en ellos.

1.Falta de claridad

Te ha pasado alguna vez que empiezas a dar vueltas y vueltas a las cosas y no te decides. A veces incluso ni siquiera tienes claro qué ofreces, o a quién se lo ofreces o cuáles son los beneficios reales que aporta lo que ofreces.

La falta de claridad te lleva a perder tiempo (sí, ese tan valioso que tienes) acabas apuntándote a miles de cursos o talleres que te darán la gran clave que crees que necesitas para avanzar en tu proyecto. No te engañes, consumir más información sin tener claridad te acabará aportando más agobio e indecisión porque ahora a la falta de claridad hemos añadido una gran cantidad de información que no tenemos ordenada.

Cuando no inviertes en claridad acabas escuchando demasiadas voces y cuando escuchas demasiadas voces no tomas acción y cuando no tomas acción no hay resultados ni avance.

Los dos primeros días vimos elementos claves para sentar las bases de esta claridad, el cuaderno de ejercicios te lleva paso a paso para que este proceso te resulte más fácil, tómate el tiempo que necesites para que cuando avances lo hagas con claridad. 

Yo siempre les digo a las personas con las que trabajo en mis programas de mentoría y de coaching que los comienzos son muy importantes porque es donde defines los pilares de lo que es y será tu negocio y cuanta más claridad tengas, menos tiempo y energía perderás en un futuro.

 

2. Falta de compromiso

Otro de los factores del fracaso (y sí, aquí digo fracaso y no aprendizaje) es la falta de compromiso. Vivimos en la era de los 'no tengo tiempo' donde llevamos un acelerado ritmo de vida, lo que nos lleva a querer resultados fáciles, rápidos y si no, tiramos la toalla...  En otras palabras lo que queremos son milagros y después de un tiempo trabajando cuando no los vemos nos frustramos, perdemos interés y abandonamos. Decidir rendirse es tomar la decisión de fracasar. Esto no quiere decir que sigas intentándolo cuando no te ha funcionado y mucho menos quiere decir seguir haciendo lo mismo que sabes que no te ha dado resultados. Se trata de analizar, ver qué funciona, qué no e implementar estrategias que den resultados.

emprendedora

 

3. Falta de apoyo

Cuando entras en este mundo te das cuenta de que hay:

  • Community managers para la gestión de las redes sociales
  • Diseñadores web
  • Copywriters 
  • Especialistas en visibilidad
  • Especialistas en creación de cursos, lista de suscriptores, embudos y un largo etc.

La mayoría de esas actividades al principio las vas a tener que hacer tú, además de no perder el foco y poner en marcha tus estrategias y tu plan de acción.

Es complicado hacerlo todo tú todo sola y más al principio.

Puedes buscar ayuda profesional de un mentor, un coach y también puedes buscar a personas que estén en una situación parecida a la tuya y formar un sistema de apoyo. Ya lo he comentado alguna vez, yo tengo un grupo de apoyo (mastermind) con otras chicas americanas que también tienen un negocio online. Con ellas me reúno por skype una vez a la semana y durante una hora ponemos en común cosas que hemos aprendido, compartimos lo que nos ha funcionado y lo que no, nos apoyamos en nuestros "estoy estancada", "no sé cómo puedo hacer esto" al acabar nuestras sesiones te llevas una carga de inspiración, desbloqueos y un montón de nuevas ideas.

¿Dónde puedes buscar tu grupo de mastermind?

Busca en grupos de facebook, en cursos en los que hayas participado, foros, comunidades y toma la iniciativa. Si quieres que las cosas sucedan tienes que ser proactiva. Propón crear un grupo de apoyo donde decidáis cuándo y dónde os reuniréis para poner en común y compartir experiencias, dudas y conocimientos. Lo bueno es que no necesitas mucha gente, entre tres y cinco personas sería lo ideal.

Y si crees en tu proyecto y quieres ahorrar tiempo reduciendo la curva de aprendizaje invierte en un mentor.

emprendedora

 

4. Falta de estrategia

Has empezado tu negocio con toda la ilusión, ya tienes todo preparado: tu web, tu blog, tus servicios, algún producto, es posible que hayas empezado a hacer tus contactos pero... ¿y ahora qué?,  ¿En qué te tienes que enfocar, qué quieres conseguir, cómo lo vas a conseguir?

-¿¡¡No hay plan!!?


 No tener plan está bien si te vas de vacaciones y te gusta la aventura y la improvisación pero… cuando se trata de tu negocio, no tenerlo es un lujo que no te puedes permitir.

Ya hablamos un poco de la estrategia ayer así que simplemente decir que todo, absolutamente todo lo que hagas (posts, newsletter, redes sociales, webinars) tiene que tener una intención final (conectar con tu audiencia, aumentar tu lista de suscriptores, aumentar visibilidad, aumentar ventas) y debe estar alineado con tus objetivos para ese periodo.

La estrategia es algo que no puede faltar, no, no es negociable y esto algo que siempre veo con mis clientes porque Si no tienes estrategia, en lugar de dirigir un negocio, será él el que dirija ti.

Claves para el éxito

Conocer los errores habituales nos da cierta ventaja pero no caer en ellos tampoco nos garantiza el éxito. Por eso también hablaremos de las claves que hacen triunfar a los negocios que tienen éxito.

emprendedora online

 

1. Creer que puedes

 
Si crees que puedes ya estás a mitad de camino

Tu actitud y mentalidad son críticas para la obtención de resultados. Si piensas que no puedes, mejor déjalo porque seguramente no puedas y no porque no puedas, sino porque, crees que no puedes. Nadie dice que emprender sea fácil pero si te soy sincera cuando lo haces te das cuenta de que eres capaz de mucho más de lo que creías.

Si a mí cuando empecé me hubieran dicho que yo misma pondría en marcha mi web (con la nula idea que tengo de código y programación), el sistema de email marketing (con lo difícil que me parecía) y que aparecería al poco tiempo en un webinar (con lo tímida que soy para esas cosas) me hubiera estado riendo como una descosida. Ahora puedo mirar atrás y estar orgullosa de haberlo conseguido, de haberme superado y de haber avanzado en eso que un día parecía una idea loca, y si yo puedo ¿por qué no ibas a poder tú? 

Como escribió mi compi Celia (de El Perro de Papel) en uno de sus artículos "Si yo lo he conseguido, ¿por qué tú no ibas a poder? ¿Acaso estás menos comprometida con tu felicidad que yo con la mía?"

 

2. Esfuerzo, trabajo

ohh yeah baby sin esfuerzo y trabajo no hay resultados. El otro día leía la reflexión de un empresario de éxito en el mundo online donde respondía a una pregunta que le hacían una media de 100 veces a la semana...

¿Qué es lo más complicado de tener un negocio?

Él respondió que lo más difícil no era tener nuevas ideas, generar tráfico, incrementar ventas... sino HACER, tomar acción, no perderse en las millones de distracciones que tenemos, en las excusas que nos ponemos para no avanzar, en la procrastinación, el perfeccionismo...  (si quieres saber más sobre los motivos que nos llevan a no cumplir nuestros objetivos puedes leer más aquí.

No creas que el éxito viene por arte de magia. A nada que rascas un poco te das cuenta que a la gente que le va o ha ido bien ha tenido también fracasos lo que pasa es que han sabido transformar esos errores en aprendizajes, es decir han seguido haciendo en lugar de rendirse. Esta actitud es la que les hace estar donde están hoy. Cuando escuchamos o conocemos a alguien que tiene éxito les conocemos ya en esta fase y pensamos que éste ha sido de la noche a la mañana.

Lo que marca la diferencia es aprender de los errores y tomar acción. Si crees en tu idea no lo dejes para otro momento, no te convenzas con tus propias excusas y ve a por lo que quieres, toma acción.

emprendedora

3. Invertir en ti y en tu negocio

A veces somos nosotros mismos nuestro propio freno para el éxito. Por un lado están nuestros pensamientos limitantes y por otro el ver como gasto lo que en verdad es una inversión.  Querer tener un negocio y no querer invertir es como querer tener un precioso jardín lleno de flores pero no querer regalarlas. Tampoco hay que volverse loca, pero si quieres avanzar y crecer, tienes que regar tus flores y tendrás que invertir en tu negocio e invertir en ti, en formación, en herramientas, en sistemas, en aquellas cosas necesarias que o bien te facilitan el camino o te acortan la curva de aprendizaje.

No podemos vivir en la cultura de lo gratis yo he invertido un montón de dinero en formación, en herramientas, sistemas.. y seguiré haciéndolo. La formación me permite estar actualizada, desarrollar estrategias más complejas que me ahorran tiempo y energía y me generan más resultados y esto también me hace ser más competitiva en mi trabajo.

Las herramientas me facilitan mí día a día y me permiten centrarme en aquello que es importante en mi trabajo y no en procesos administrativos que se pueden automatizar.

A veces no se trata de lo que te cuesta, sino de lo que te cuesta no hacerlo.

 

4. Ser auténtica

Elige ser tú mismo, los demás ya están escogidos

Ese es precisamente tu elemento diferenciador y por lo que atraerás a tu cliente ideal, ese que definiste en los primeros días del training.

No te puedes hacer una idea de la cantidad de veces que he hablado con emprendedoras y me han dicho algo parecido a "a mí me gustaría darle otro enfoque pero es que lo que vende es esto" mmmmeeeec ¡error!

No hagas lo que todo el mundo hace, tu mensaje es único aunque pienses que hay muchas personas haciendo lo mismo que tú. Atrévete a ser tu misma y conquista a tu audiencia por lo que realmente eres. No le vas a gustar a todo el mundo pero, es que No le tienes que gustar a todo mundo y es más, No le quieres gustar a todo el mundo, solo a las personas que se sientan identificadas con tu mensaje, a esas que serían tu cliente ideal con el que serías feliz trabajando.

¿Te imaginas tener que agradar a todo el mundo? sería imposible además de agotador. 

Toma Acción: 

Saber cuáles son los errores comunes y las claves del éxito te da mucha ventaja, saberlos de antemano te permite  diseñar un plan de acción que minimice los fallos y que potencie tus aciertos.

  • Anota  junto a cada error posibles acciones que puedes tomar para evitar que se produzcan.
  • Anota junto a cada clave para el éxito posibles acciones que puedes tomar para fomentar ese éxito.

 

En el email de hoy te pedía que rellenaras un cuestionario (es rápido, corto e indoloro, prometido!) si aún no lo has rellenado puedes hacerlo aquí. Muchas gracias de antemano tu opinión es muy importante para mí.